Estuvimos presentes en el 4º Congreso Mundial de Psicología Positiva realizado en el Coronado Springs Convention Center en Orlando-Florida, Estados Unidos, desde el 25 al 28 de junio de 2015. Compartimos esta reseña con lo más significativo del evento.

La idea central del congreso en la que coincidieron de alguna manera todos los expositores es asumir que el reto es mantener los cambios positivos que hagamos en nuestra vida a partir de lo que propone la Psicología Positiva, convertirlos en hábitos de vida con prácticas como el cultivo de las emociones positivas, los hábitos saludables para el bienestar físico, la meditación. Y hacer de estos hábitos una espiral positiva que se expanda a nuestras áreas de influencia.

Los logros de la Psicología Positiva en el mundo

Martin Seligman,  psicólogo y director del Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania, tomó la palabra y lo primero que resaltó fueron los logros en Latino América. Tomó tres ejemplos: Claudio Ibáñez habló por Chile, Andrea Ortega de la Universidad del Sinú por Colombia y Héctor Escamilla de la Universidad Tecmilenio por México.

Comentó que sobre la base en investigaciones realizadas sobre la corteza prefrontal  del cerebro, está demostrado que podemos construir expectativas de control y de ayuda a otros porque esto es una capacidad natural del ser humano y el norte de la Psicología Positiva.

Una parte interesante de su ponencia fue cuando comentó que estudiando la presencia de palabras que demuestran emociones positivas o negativas en Facebook o twitter se puede predecir el bienestar de las personas.

Nos gustaría resaltar las dos grandes ideas de Seligman:

– Se pueden construir expectativas positivas para el futuro y

– Analizando lo que decimos y escribimos podemos predecir el bienestar de personas, grupos y países .

Democratizar la excelencia

Tal Ben Sahar, PhD en Comportamiento Organizacional y Licenciado en Filosofía y Psicología por la Universidad de Harvard, expuso sobre la importancia de sostener los cambios positivas en la vida, esforzándonos por ser lo mejor de nosotros cada día. No debemos conformarnos con el promedio. ¡Debemos democratizar la excelencia! Por ejemplo debemos ser excelentes en meditación.

Precisó que hay que democratizar la excelencia en relaciones humanas. Empezar con el estudio de lo que sí funciona en buenos matrimonios y buenas amistades. Estudiar a las personas más saludables y sus hábitos, estudiar a las personas con mejor plenitud y desarrollo y describir sus vidas.

Su conclusión es que si estudiamos lo mejor de nosotros y de los otros podemos mantener los cambios positivos.

Transformando el mundo

Tom Rath, un investigador en Psicología Positiva, egresado del programa MAPP de UPENN en una de las conferencias magistrales dijo: ¡Lo que estamos haciendo todos en Psicología Positiva está transformando el mundo!

Centró su presentación en el bienestar en el trabajo señalando que hay que cambiar el lenguaje en las organizaciones.

Resaltó que se debe trabajar más por potenciar el enganche en el trabajo, ya que al invertir una gran parte de nuestro tiempo en este espacio, debemos procurar que sea una de las principales fuentes de bienestar.

Citó el caso de una encuesta realizada a nivel mundial en donde al preguntarle a las personas si estaban mejor gracias a su equipo de trabajo solo el 8% contestó estar totalmente de acuerdo y el resto se distribuyó en una curva normal siendo para muchos una influencia moderada y para otros ninguna influencia. Entonces : ¡Hay mucho trabajo por hacer!, comentó.

Tomando la teoría de Bárbara Fredrikson sobre la importancia de los micro momentos de emociones positivas para el bienestar, Tom Rath señaló que hay que promover y hacer conscientes los micro-momentos de intercambio cara a cara con otros que nos procuran emociones positivas para elevar el bienestar. Otra idea que desarrolló fue la importancia de los líderes en el trabajo, que no pueden ser perfectos en todo, pero, como líderes, deben rodearse de equipos que puedan cada uno ofrecer lo mejor de ellos mismos y así ser equipos positivos y complementarios.

Finalmente habló de la importancia del cuidado de la salud física para poder tener un buen funcionamiento en el trabajo y en la vida. Como conclusión señaló que para crear un ambiente sustentable de bienestar en el trabajo y aportar a los equipos a los cuales pertenece, cada persona debe:

-Tener un trabajo significativo

-Invertir en relaciones positivas

-Poner su bienestar físico como prioridad

La importancia de los micro momentos de bienestar

Bárbara Fredrikson, investigadora de las emociones positivas de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, expuso sobre la Resonancia Positiva a través de los micro-momentos logrados con las Emociones Positivas (EP).

Señaló que la resonancia positiva genera dos clases de beneficios:

1.- En el momento es que experimentas las EP y la consciencia de estarlo haciendo

2.- Los beneficios en salud y conexiones con los demás.

También comentó la relación de la resonancia positiva con esas personas que nos hacen sentir vivos y cómo puede ayudar la positividad a hacer lo que queremos y mantenerlo en el futuro.

Lo que hemos logrado y hacia dónde vamos

Mihály Csikszentmihalyi, jefe del departamento de psicología en la Universidad de Chicago y creador de la idea del flujo, basó su exposición en la importancia de la cultura e inició con dos mensajes fundamentales:

¡No sobreestimemos lo que hemos logrado en Psicología Positiva los 15 años pasados!

¡Y no desestimemos lo que debemos lograr en el futuro ¡

Nos invitó a no ver la Psicología Positiva como una solución mágica, debemos estudiar a profundidad las instituciones que nos ofrecen bienestar: familia, escuela, organizaciones y comunidad.

La inequidad social y económica y los muchos problemas sociales y ambientales deben ser nuestro foco de atención en el bienestar. Hay que planificar macro intervenciones para problemas sociales. Evaluar los valores y puntos de vista para el significado de la vida.

Ser exitoso es considerar todo esto, sin olvidar los componentes tecnológicos de la vida en todo lo cultural.

¡Queda mucho trabajo por hacer y todos debemos contribuir!