Escribir, agradecer y amar. Experiencia del Club de Escribidores de Caracas

Escribir, agradecer y amar. Experiencia del Club de Escribidores de Caracas

Por: Alberto Lindner, Vocal de la JD de SOVEPPOS

Coordinador del Club de Escribidores de Caracas, CEC. 2020

El Club de Escritura Creativa y Psicología Positiva, también llamado «Club de Escribidores de Caracas, CEC”, adscrito a la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva, SOVEPPOS, arribó en el mes Junio de 2020 a sus primeros seis años de existencia. Lo celebramos en grande con el bautizo de la primera recopilación  de escritos, historias, cuentos, narrativas, poemas y crónicas, que escribimos durante el 2019. Se llama “Trazos y encuentros. Escritura y lectura para el bienestar”.

El CEC, nace de una iniciativa de la psicólogo María Elena Garassini y la periodista Ángela Feijoo, quienes tras haber dictado varios talleres de escritura creativa en la Universidad Metropolitana de Caracas, deciden crear un espacio con los egresados de los diplomados de psicología positiva y los talleres de escritura. El propósito del Club fue escribir desde las emociones expansivas y las fortalezas de carácter personales como fuente de bienestar, para sí mismo y para quien nos va a leer.

Cada mes, se escribe desde una temática diferente y en un lugar de encuentro diferente, ambos escogidos por el anfitrión del mes. Cada diciembre, los escribidores se proponen como voluntarios a ser los anfitriones de los encuentros del año siguiente. Así, cada encuentro se convierte en un reto, una sorpresa, tanto en la temática como en los asistentes. En cuarentena y por vías digitales, hemos recobrado el valor de los emigrados, que ahora forman parte del sistema, en la distancia. Ya llevamos ocho encuentros maravillosos en forma digital, donde hemos desarrollado una mirada especial de la nueva manera de vivir. Cada uno, desde su especialidad, ha aportado formas de trascender y de crecer como persona, ya que el tema se construye en base a lo que cada uno entrega. Es un sistema orgánico, ecológico, que tiene su propio corazón.

En algunas ocasiones, y al leer en voz alta, uno se conmueve de su propio escrito y en las emociones que logra florecer en otros. Es un proceso que no termina en la reunión, sigue cuando publicamos en el blog, sigue cuando leemos y cuando lo comentamos. El sentirse parte de algo más grande que uno mismo, nos aproxima a nuestra espiritualidad como rasgo de personalidad y como fortaleza interna. Ser escribidor, nos acompaña, nos acerca en la distancia, nos entrega un antídoto contra la soledad y nos permite sentirnos acompañados en los sucesos que nos pasen. Porque hemos aprendido que el acompañar, conlleva las responsabilidades del pertenecer. Ayudamos voluntariamente a otros que lo necesiten. Escribimos sobre ello y seguimos aprendiendo. A propósito de lo que somos, Gudelia (una de las escribidoras) comentaba en nuestro grupo:

“somos un grupo heterogéneo con una profunda  espiritualidad, muy ricos en todos los matices de la psicología positiva. Estamos en constante cambio y crecimiento” (96% somos Promotores de bienestar, 46% somos coaches y 25% son psicólogos. Hay abogados, ingenieros, arquitectos y urbanistas)

Actualmente estamos constituidos por más de 35 escribidores pero de los cuáles, 28 somos activos y escribimos con regularidad. En una muestra del test de fortalezas de carácter de la psicología positiva del 50% de los integrantes, realizada a inicios del 2020, podemos observar que el 63% tiene la gratitud como una de las fortalezas principales junto a otras como el aprecio a la belleza y la honestidad. Es importante destacar que el 100% de la muestra tiene entre sus 6 primeras fortalezas algunas de las manifestaciones del amor: el amar y ser amado, la amabilidad o el amor por el aprendizaje. Entonces somos un grupo de personas amorosas y agradecidas, y desde ahí construimos lo que somos, en mi humilde opinión.

Escribimos sobre temas diversos. En seis años hemos tocado más de una treintena de temas; algunos no tan fáciles como la muerte, el perdón, el desapego. Hemos escrito sobre temas insólitos para interpretar como, la guayaba, la cama, el mingo (de las bolas criollas). En cuarentena, producto de la pandemia mundial del Covid, hemos tocado temas acerca de nosotros mismos en nuestro tránsito por esta nueva realidad. Hemos dispuesto concluir un nuevo libro que les muestre a otros el camino de bienestar que se logra a través desde la mirada de la psicología positiva. Escribimos nuestros avances y nuestros aportes a una vida en bienestar, donde “no es lo que pasa, sino cómo y desde dónde, nos hacemos cargo de lo que nos pasa”.

Los temas desde marzo 2020, han sido:

·         Cerrando ciclos

·         Espíritu joven

·         El futuro que sueño

·         El arte y el bienestar

·         Carta a mi niño interior

·         Nuestro miedo secreto

·         6 meses después, ¿ahora quién soy?

·         ¿Qué sueño voy a cumplir antes de que termine el 2020?

Todos los temas nos han aportado conocimiento de nosotros mismos, nuevas miradas, avances, caminos e historias de bienestar. Ya no decimos que hay que escribir desde lo que nos hace bien y nos expande, ya está en el ADN del grupo y nos aporta bienestar.

Todos los apasionados de las letras con formación en psicología positiva son bienvenidos. 

One Comment

  • by America Hernandez, post on | Reply

    Holas buenos días me gustaría mucho pertenecer a su club de Escribidores de Caracas, les agradezco mucho su atención y el que me dieran esa hermosa oportunidad de seguir haciendo algo que me gusta mucho . Escribir y Agradecer sobre todo . Muchas Gracias . Feliz Día 🌻🌻🌻

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.